dissabte, 21 de novembre de 2009

Liberación presos Garo en Mymensingh (2a part)

Un minibús que habíamos alquilado acudió para recoger a los ex-presos. Pero Prodison se encuentra enfermo. No tiene la fuerza suficiente para subir al coche. Es el mayor de los prisioneros y estaba casi seguro de que iba a morir en la cárcel, como Modhunath y Noresh. Así que lo cogí en la parte de atrás de mi bicicleta y le dije que se cogiera fuerte a mí. La primera cosa que pidieron fue ir a ver la tumba de Modhunath. Así que todos fuimos al cementerio. En la inscripción se puede leer; “Modhunath Sangma (1912-2002), quien murió después de 11 años de injusto encarcelamiento”. Sushanto dice una oración, después todos decimos el “Padre Nuestro” y cantamos una canción en lengua Garo. Vamos entonces a PushpoNir, una de las casas de nuestra pequeña comunidad de l’Arche Bangladesh en Mymensingh. Nos encontramos con Naomi y Eleanor, las dos líderes de l’Arche, quienes han estado visitando de forma fiel a los prisioneros durante años y años… Desde ahí nos damos prisa a la Casa de Taizé, cinco minutos desde PushpoNir. Llegamos justo a tiempo para la oración de la noche en nuestra capilla. Después de la oración tomamos la zona, Victor toca el harmonio y canta para todos nosotros. Para entonces algunos de los parientes de los presos se han acercado a nuestra casa. Que gozoso… Dentro del microbús de nuevo con algunos de los parientes empezamos nuestro “viaja a casa”. Prodison está demasiado débil para viajar y se quedará hoy en Mymensingh con un pariente. Nunca olvidaré este alegre viaje… Los prisioneros ven muchas cosas nuevas… “Este puente no existía”… “Esto era sólo un camino de arena”… “Este mercado ha crecido mucho, antes eran sólo dos o tres cabañas usadas como tiendas”… “Aquí no había ninguna casa, sólo campos…” “¿De dónde ha salido toda esta gente?”
Después de dos o tres horas paramos en el camino a visitar algunos de los parientes de los prisioneros. Una preciosa bienvenida! Muchas lágrimas son derramadas… Aún tenemos dos horas más para llegar… El entusiasmo de ver muchos pueblos conocidos y de ver las colinas de la frontera con India es fantástico. Finalmente llegamos a un gran pueblo, Gobindopur. Muchos Garos –quienes han oído la noticia de la puesta en libertad de los presos – se han reunido ahí. Todos vienen a abrazar a los ex-prisioneros o a tocar sus pies en señal de respeto. Muchos lloran. Después caminamos durante media hora en una gran procesión a través de caminos llenos de plantaciones de arroz. Y finalmente llegamos a Kochukura, el precioso pueblo de todos estos ex-presos, en la frontera con India (de hecho la mitad del pueblo es parte de India). Centenares de personas nos están esperando… Es extremadamente emocionante ver su bienvenida… Hay un gran goce, pero muchos también lloran… De entre los ex-presos, hay tres de la misma familia, los tres hermanos (todos con alrededor de 60 años ahora) se encuentra de nueva con su anciana madre, quien tiene más de 80 años ahora. Otros dos hermanos se encuentran con su madre, quien está muy mayor y delgada… Estas madres no han podido visitar a sus hijos desde hace diez años porque se encuentran demasiado débiles para ir tan lejos, hasta Mymensingh. La misma situación para la madre de Nitai, quien ya no puede andar desde hace tiempo. Otros ex-presos no encuentran a sus seres queridos… La mujer de Olingo, su madre y su suegra han muerto… El matrimonio de Sushanto no ha sobrevivido a más de 18 años de separación. Muchas familias se han convertido en extremadamente pobres. Han vendido todas sus tierras, animales, arboles, casas… Tantas cosas han pasado durante estos años en la cárcel… La hija mayor de Giliot se fue en secreto con un chico Garo para casarse hace dos semanas, así que no está aquí para dar la bienvenida a su padre… Algunos de los ex-presos han sido abuelos, y los abuelos se encuentran por primera vez con sus nietos… Bipin ha sido recientemente bisabuelo. Salanti – una pequeña e inteligente niña de 4 años – no se separa de su abuelo en ningún momento. Come de su mismo plato, se siento en su regazo y duerme a su lado.

Brother Guillaume






Pilar Agustín